jueves, julio 02, 2015


La palabra es tan poderosamente mortal como una bala perdida.   

No hay comentarios.: