lunes, julio 07, 2014


A Fernando le da lo mismo una tarde frente al mar, una tarde frente al bulevar. Yo prefiero su mirada. Fernando no cree en el futuro. Intento algunas veces convencerlo, es inútil.
Fernando nos tiene una linda vista desde su apartamento pero si una buena selección musical que nunca entiendo. Fernando y yo hablamos por horas, a veces de cine, a veces de música, a veces de ella, a veces de mi.
A veces deseo, a veces me da miedo.
Fernando es todo aquello que me hace pensar en detenerme para no caer. 

No hay comentarios.: