lunes, agosto 12, 2013

--> -->
Camino: sigues a mi lado. Siempre a partir de las siete de la noche nos encontramos. Las palmeras bailan de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Algunos hombres nos miran mientras seguimos paso a paso el tramo para llegar a la meta. Querido Camino, han pasado años y seguimos reconociendo las mismas banquetas angustiadas por su deformación generada por el paso del tiempo.

Camino, no tienes forma, aunque intente creer que eres lineal todo cambia a cada segundo, ahora es más notable y lo entiendo. 

Estamos a mitad de año, tengo ganas de ti, invierno; ganas de frío y narices congeladas, manos enguantadas y sonrisas azulosas, de cafés, chocolates y miradas. Tengo ganas de ti, invierno. Ganas y buenas ganas.

No hay comentarios.: