jueves, diciembre 30, 2010

Él: Maquina demoledora. Yo: su pared.

No hay comentarios.: