jueves, septiembre 02, 2010

A veces una no puede pasar desapercibida en esta ciudad. ¿Debería estar acostumbrada?, a veces me dan risa esas notas locales.

No hay comentarios.: