miércoles, agosto 18, 2010

El problema no radica en ser gemela y tratar de definirme distinta a ella. El problema radica con las dos Mónicas que habitan en mi y están en constante rivalidad.

1 comentario:

ziazia dijo...

que no sean rivales, que sean compañeras. aceptación, no hay de otra. que no sean peleoneras.