miércoles, mayo 30, 2007

El trabajo en la oficina no da tiempo para la siesta que tomo con regularidad de dos a cuatro de la tarde.
Por la noches tengo un poco de tiempo para trabajar con todos los pendientes, la pieza para el mes de septiembre, el texto para una revista de Tijuana, una pieza mas para el mes de junio y por supuesto la espera exposición de fotografía individual acompañada de una conferencia para este mes también.
Se acerca la segunda mensualidad del carro nuevo y por supuesto una buena lavada con aspirada incluida no le vendria mal, el pobre esta mas empolvado que mi pequeña salvaje Coco.
En mi tiempo libre no olvido leer un poco, mientras espero en el Ayuntamiento algun tramite.
...Y comer algun dia a la semana con mis amigas...

1 comentario:

Anónimo dijo...

wow una paisana ke tambien toma la siesta de las dos de la tarde como se acostumbra en nuestra natal chiapas. saludos