miércoles, septiembre 06, 2006

Jueves, viernes y sábado a descansar.

Lunes nuevo trabajo, nueva oficina.

Empezar de nuevo, hacer amigos en el trabajo, ver que tal es mi nuevo jefe, conocer los nuevos proyectos, etc, etc.

Me emociona mucho.

Mañana en mi trabajo tendré una comida de despedida.

Las reacciones de mis compañeros fueron alentadoras y emotivas, cada uno me hizo sentir que siente mucho que me vaya.

Alguna por ahí lloro, otros por ahí lo lamentaron mucho, uno mas dice que no encontraran al alguien como yo, -pensé- por supuesto que no, pero podría enviarles a mi twin sister, es casi como yo, je.

Mi ex jefe inmediato le hizo saber al director de la empresa que ni modo, que Mónica Arreola es así, de un día a otro toma alguna decisión y no hay quien la haga cambiar de opinión, -si Mónica dijo que se va, se va, nadie la va a detener-, en efecto, mi ex jefe aprendió a conocerme en estos dos años que trabaje con el.

Extrañare a mi auxiliar, los chismes de la recepcionista, los ingenieros encargados de obra, las arquitectas de proyectos que adopte como mis hermanitas, los fraccionamientos que tenia a mi cargo, los numero de las manzanas, los lotes, mi computadora, la impresora que no sirve, al chico de sistema, a los nuevos integrantes del área administrativa que no saben nada de los créditos puentes, de las escrituras, en fin… Todo!, pero es hora de un nuevo reto.

2 comentarios:

melisa dijo...

La comida estuvo rica el viernes. Suerte en tu nuevo trabajo uy uy. :)

Susana Aparicio dijo...

Mucha suerte entonces con tu nuevo trabajo!