viernes, junio 10, 2005

Siempre

Llegaba como siempre, en silencio y distraída.

En silencio por la mirada que se acercaba en cada paso que daba, contaba dos metros, un metro, medio metro, algunos centímetros, frente a ti, distraída y despeinada.

Llegaba como siempre un poco tarde y con ganas de ver los ojos, ojos ilusionados.

Distraída por un taxi,
por un ruido,
por un chiflido,
por el recuerdo de la noche anterior,
o por el viento.

Llega por la misma puerta con el candado abierto, con el deseo de lo mismo que podríamos hacer en algún rincón de aquel frió lugar.

Llegaba por mi propia cuenta

Llegaba por instinto

Llegaba por naturaleza

Llegaba para algo más

Tarde como siempre,
sonriente en algunos momentos,
triste en otros,
silenciosa siempre, para ti.

Distraída, con la mirada fija al pavimento, el ruido del mar entre mas noche mas fuerte se escucha desde nuestra habitación.

Siempre

Siempre

Siempre

Algunos recuerdos bailan en la mente
-una cerveza en la terraza, una caricia en el cuello, el calor del sol a medio día, un beso robado, un portafolio en la mano, un Si que indicaba para siempre-

Algunas fotografías a color sobre la cama

Algunas fotografías para el recuerdo

Algunas fotografías para la imaginación

Algunas fotografías para mover al corazón y esperar nuevamente una llamada de auxilio

Siempre

Siempre

Siempre

Llegando tarde, distraída para no conocer la realidad.

No hay comentarios.: