miércoles, junio 01, 2005

Pensar en el futuro es pensar en cualquier posibilidad.

Para Mr. E Primero, Mr. E Segundo, M.G (por ayudarme a recuperar el archivo)


En algún momento creí que no tendría tiempo para tener hijos, de hecho gran parte de mi vida he negado siquiera el pensamiento a ellos diciendo constantemente una barbaridad de cosas en contra del tema, cuando una de mis amigas (muy cercana) me comento que estaba embarazada me asusto muchísimo, ella era una de las candidatas perfectas para jamás tener hijos, nunca me hubiera detenido a pensarla con un bebe, ella ahora tiene un maravilloso hijo de dos meses de edad, ella al parecer es otra mujer, ahora nuestras platicas por msn son acerca del bebe, ahí estoy yo observando las fotos y describiendo, los ojos, la nariz, son idénticos a los de su papá, la piel blanca, la cejas son tuyos amiga!…

¿Tiempo o valor?

Siempre es el tiempo el pretexto que coloco en mi mente cuando pienso en formar una familia, tiempo es el primer obstáculo, pero desde un mes para acá y a partir del cuidado intensivo a María, acabo de caer en cuenta que el pensar repetidamente que no tengo tiempo, que jamás tendré tiempo para convertirme en Madre es una justificación absurda, ya que tiempo si tengo, solo que me vuelto una mala administradora de las horas.

Tiempo si tengo, pero valor…

Alma me comentaba hace unos dias que soy sumamente tradicional, que mi negación a formar una familia no tiene sentido, que mis actos me delatan, Mónica debes buscar a alguien tradicional como tu.

Entonces todos los pretextos del tiempo no tienen razón, todo tiene que ver con el valor de aceptar.

Me he sentido gravemente tranquila al estar cuidando a Maria todas las noches, sí, gravemente tranquila, es la única manera de describirme, tranquila… ¿tranquila Mónica?.

¿Cómo de pronto puedo estar tranquila por estar compartiendo mi tiempo, sin dormir, sin descanso y al cuidado de alguien?

El egoísmo al parecer ha ido desvaneciendo de mi.

El tiempo se hace presente.

Y el valor poco a poco se acomoda en algún rincón de mi pensamiento. Para puedo pensar en el futuro.

Pensar en el futuro es pensar en cualquier posibilidad.

Pensar en el futuro es pensar en cualquier posibilidad

Una casa cerca del mar, escuchando a uno o dos chiquillos correr por la sala, por la cocina, mientras yo trabajo en el tercer piso en mi estudio, seguramente ellos tomaran mis cámaras fotográficas para jugar, seguramente serán adictos a los elotes con mantequilla, seguramente se pelearan a cada momento por la atención de mama o papá, seguramente…

Pensar en el futuro es pensar en cualquier posibilidad.

Cualquier posibilidad esta cerca de mi.

No hay comentarios.: