lunes, mayo 30, 2005

Marta y sus manos.

Marta scaneo su mano.
Marta me contó que sabia leer la mano.
Marta leyó mi mano.
Marta me descubrió en cada línea de mi mano.

-La próxima vez seguramente iré a su casa con guantes-

Y con los ojos bien abiertos.

No hay comentarios.: